sábado, 13 de marzo de 2010

Tutorial para hacer jabón



Cómo sois varios los que me preguntáis por mail cómo hacer jabón, me he decidido a prepararos este tutorial que espero os sirva de ayuda.

COMO HACER JABÓN

Como primera medida de seguridad, en esta actividad: LOS NIÑOS Y MASCOTAS NO SON BIENVENIDOS. Pensad en las consecuencias que podría tener que a un niño intrigado por lo que estamos haciendo le cayera encima la sosa que tenemos preparada para hacer el jabón…

MEDIDAS DE SEGURIDAD:


La sosa hay que manejarla con cuidado y por ello debemos protegernos desde el principio por si eventualmente nos pudiera salpicar, para ello utilizaremos:

  • guantes de goma
  • gafas protectoras
  • bata o blusón de manga larga.
  • mascarilla, especialmente si estás embarazada
MATERIAL QUE VAMOS A NECESITAR:

Todos los utensilios deben de ser de cristal, plástico o acero (nunca de aluminio, cobre o hierro pues hacen reacción con la sosa y es peligroso su uso)
• Una balanza de precisión
• Varios cacharros para realizar mezclas (uno o dos para los aceites y otro para la sosa)
• Una batidora eléctrica
• Una espátula o palo para dar vueltas.
• Un molde

Componentes:
• Aceites, mantecas.
• Sosa cáustica (NaOH) (ver que sea de una pureza del 100% o lo más cercano posible, pues si no repercutirá en una mala calidad de los jabones)
• Agua destilada

Opcional:
• Cera de abejas
• Aceites esenciales
• Colorantes
• Vitamina E (si vamos a utilizar aceites fácilmente enranciables como el de girasol)
• Aditivos: Glicerina, leche de cabra, arcillas, avena, chocolate, aloe, miel…

ACEITES ESENCIALES:

Como considero que es importante la mezcla para conseguir un aroma estable y que permanezca en los jabones después del secado os voy a indicar como realizarlo. Yo le pongo el equivalente del 4% del peso de los aceites, y utilizo los siguientes porcentajes:

20% notas bajas: Benjui, Incienso, Pachuli, Sándalo, Vetiver, Ylang ylang.
50% notas medias: Azahar, Cedro, Geranio, Jazmín, Litsea Cubeba, Manzanilla, Neroli, Palmarosa, Pino, Romero, Rosa, Tomillo.
30% notas altas: Arbol del te, Eucalipto, Hinojo, Lavanda, Lima, Limón, Menta, Naranja, Petitgrain, Pomelo, Salvia.
Hay muchos otros, pero yo os he puesto los que suelo utilizar habitualmente.

COLORANTES:

Inicialmente podemos utilizar como colorantes elementos con los que contamos en la cocina: chocolate (marrón), pimentón (amarillo a naranja) canela (crema a tostado) o colorantes alimentarios de los que venden en los supermercados: amarillo, azul, rojo, que mezclándolos podemos conseguir verdes, naranjas, pero pensad que estos colorantes van a perder mucho color al mezclarlos con la sosa y que no vamos a conseguir colores fuertes. De todas formas os recomiendo no pasaros, porque es preferible tener un jabón con colores pálidos a uno que suelte color cada vez que lo utilicemos. Un buen jabón coloreado es aquel que la espuma no destiñe.

También se pueden utilizar arcillas de colores, que aparte de aportar sus propiedades al jabón nos proporcionarán un bonito color. También hay algas que colorean de distintos colores el jabón. La miel da un bonito color tostado. En fin que hay muchas posibilidades para experimentar y conseguir colores vistosos.

Si ya tenemos colorantes apropiados para jabones y son en polvo, previamente a su utilización los disolveremos en agua, los que sean solubles en agua, o en aceite los que sean solubles en aceite. Siempre recomiendo preparar más cantidad de la que vayamos a necesitar y siempre podremos guardar en pequeños frascos de plástico lo que nos haya sobrado para un ulterior uso.

RESTO DE ADITIVOS:

Hay algunos que se pueden incorporar directamente a la traza y otros que necesitan disolverse en un poco de agua o aceite, es mejor estudiar un poco antes de incorporar alguno y ver como añadirlo. Por ejemplo las arcillas, la avena, el chocolate, hay quien los añade en seco en la traza y otros los añaden disueltos en un poco de agua.

La miel es un aditivo que podemos poner en los jabones, que por su composición tiene un comportamiento especial en los jabones. Yo no recomiendo poner más de una cucharada líquida en un lote de 1,5 kg. de jabón. No pongáis nunca más, pues en el periodo de aislamiento hace que este coja mucha temperatura y puede llegar a formarse como un volcán en el jabón y estropearlo. Nunca abriguéis un jabón cuando lleva miel o leche, pues tendréis muchas posibilidades de que se estropee.

Personalmente no recomiendo poner flores secas dentro del jabón porque al secarse pierden el bonito color que tienen y se quedan marrones, aparte que la mayoría de las veces pinchan, tampoco soy partidaria de ponerlas frescas porque se oxidan y tienden a estropear el jabón, de todas las maneras esto va en gustos y hay jaboneros que las incluyen en el proceso.

MOLDES:

Como molde podemos utilizar casi cualquier cosa que tengamos por casa: moldes de silicona, tuppers, moldes de plástico, cajas de cartón, envases de leche y de yogur y por supuesto, mis preferidos, los de madera. Los únicos que NUNCA SE PUEDEN UTILIZAR SON LOS DE ALUMINIO. Los de silicona se pueden utilizar directamente, los de cartón y madera necesitan un forro de plástico de cocina o papel encerado de horno, y los de plástico con engrasarlos previamente para facilitar el desenmoldado suele ser suficiente, pero si vemos que resulta difícil que salgan, se obtienen muy buenos resultados metiéndolos en el congelador un par de horas.

¿QUÉ ES LA TRAZA?


La traza es para muchos principiantes jaboneros su principal quebradero de cabeza. Si batimos poco los aceites se pueden separar de la sosa y no conseguimos hacer el jabón, en cambio si mezclamos mucho se puede quedar la mezcla tan dura que resulta difícil de enmoldar y es casi imposible añadir los aditivos y colorantes que queramos poner.

Por otro lado, hay veces que debemos dejar la traza clara para poder hacer dibujos con diferentes colores (marmolados, firulillos) y otras veces queremos dejarlos con formas irregulares en la superficie y para ello necesitamos una traza espesa.

Además, también depende de la cantidad de jabón que estamos haciendo, de la temperatura inicial de los ingredientes, y del tipo de aceites que estemos utilizando. En lotes grandes con mucho aceite de oliva y temperatura baja, la traza puede llegar a tardar hasta media hora, en cambio en lotes pequeños con temperatura alta y con mantecas duras y ceras a lo mejor en dos o tres minutos conseguimos la traza.

Por si esto no fuera ya un poco complicado, hay aceites esenciales (pocos) y aromas (muchos) que aceleran la traza.

Esto la única manera de aprenderlo es con la experiencia, empezar a utilizar pocos aceites e ir apuntando su comportamiento, y poco a poco ir añadiendo ingredientes y ver que pasa. Siempre anotar lo que hemos hecho y lo que ha sucedido y así ir aprendiendo poco a poco.

La única norma que os puedo dar es: Hacer al principio lotes pequeños, con aceites blandos, a bajas temperaturas, utilizar recipientes de cristal o que sean transparentes y cuando creamos que hemos conseguido la traza, dejar reposar la mezcla cinco minutos, mirar y observar que los aceites no se estén separando de la sosa y entonces añadir el resto de los ingredientes, batir de nuevo y enmoldar. Aunque al principio es recomendable asegurarse con una traza espesa.

PASAMOS A LA ACCION:

Y ahora que hemos hecho un repaso de los ingredientes y materiales más importantes vamos a explicar como hacer un lote de jabón. Aprovecho para deciros que en la primera experiencia yo recomiendo hacer un pequeño lote de jabón de castilla con 250 gramos de aceite de oliva, que os proporcionará un excelente jabón y de esta manera aprenderéis a reconocer las diferentes fases de la elaboración del jabón. Si queréis podéis añadirle un poco de aceite de coco, nunca más de un 20%, por la espuma y así si tenéis problemas, no estropeareis grandes cantidades de aceites caros.

Lo primero es hacer los cálculos de los componentes de la receta que vamos a realizar procurando que nos salgan unos valores equilibrados, y una vez que la tenemos, preparamos lo que vamos a necesitar:

Nos ponemos los guantes, gafas y el blusón o bata para protegernos.
• Pesamos la sosa.
• Pesamos el agua por separado.

Nos ponemos en el exterior de la casa, cerca de una ventana o debajo del extractor de la cocina y echamos la sosa sobre el agua (nunca el agua sobre la sosa pues podría tener una reacción violenta por el calor que se produce) e inmediatamente le damos vueltas con una cuchara de acero o paleta hasta la completa disolución de la sosa, si se deja un rato sin remover se producen unas placas de sosa imposibles de disolver. Hacer esto en un lugar bien ventilado, evitando inhalar los vapores que se producen y siempre en un cacharro que soporte el calor, ya que al hacer la mezcla se producen altas temperaturas.

• Si vamos a utilizar leche, infusiones de plantas, cerveza u otros componentes delicados en lugar de agua, recomiendo pesarlos y congelarlos previamente, entonces los ponemos los cubitos congelados en un cacharro e ir añadiendo la sosa poco a poco, de esta manera protegemos las propiedades de estos componentes del calor que produce la reacción con la sosa.

Una vez que ya tenemos la sosa completamente disuelta, la dejamos en un sitio protegido de golpes para evitar que se derrame y mientras se enfría podemos pasar a preparar el resto de los ingredientes:

Preparamos los colorantes, los aditivos que queramos ponerle al jabón y los aceites esenciales y los dejamos listos para utilizarlos en el momento oportuno.

Pesamos los aceites que vamos a utilizar, por este orden:

• Cera de abejas
• Mantecas de cacao, mango, karité, cerdo
• Aceites sólidos (coco)

Se ponen en un recipiente y procedemos a su derretido, con cualquiera de estos métodos:
1. En el microondas: En periodos de 30” en 30” para evitar sobrecalentamientos
2. Al baño María
3. Al fuego directo a la temperatura más baja posible, y estando muy pendiente para retirarlos inmediatamente que estén derretidos.

Pesamos el resto de los aceites líquidos, apartamos el aceite que vamos a utilizar para el sobreengrasado (normalmente se aparta el aceite de mejor calidad de los que vamos a utilizar para preservar sus cualidades de la acción de la sosa). Estos aceites los añadimos a los otros que previamente hemos derretido y los mezclamos bien. Si vemos que la cera empieza a solidificarse, los calentamos juntos de nuevo, para que no se quede dura la cera, lo que haría que luego quedaran pegotes en el jabón.

Ahora recomiendo dejar solamente las cosas que vamos a utilizar y retirar el resto. De esta manera es fácil ver que nos queda por incorporar al jabón y así evitar que cuando ya hemos enmoldado nos encontremos que hemos dejado de añadir un ingrediente esencial para el jabón.

• Mezclamos bien los aceites, y empezamos a verter encima la mezcla de sosa poco a poco hasta que esté completamente integrada. Entonces cogemos la batidora de mano y a baja potencia le vamos dando en periodos de 1 minuto hasta conseguir la traza.

Una vez que hemos conseguido la traza, añadimos el aceite de sobreengrasado, mezclamos, los colorantes, mezclamos, los aceites esenciales, mezclamos, los aditivos y batimos por última vez y enmoldamos. Y ya está, ya podemos respirar tranquilos, ya lo hemos conseguido. ¡Hemos hecho nuestro primer jabón!
Sólo nos queda taparlo con un papel film de cocina, lo abrigamos y lo dejamos reposar durante 24 horas.


Durante este tiempo se produce la gelificación y la mayor parte de la saponificación del jabón. Para mi es muy importante que la gelificación se lleve a cabo, ya que produce unos jabones más suaves y emolientes, aunque hay otros jaboneros que prefieren que no se produzca, eso también va en gustos. En los únicos casos que yo no la recomiendo es cuando lleva miel o leche, ya que sube mucho la temperatura y se puede llegar a estropear el lote. Para estos casos, lo mejor es no abrigarlo.

Pasadas 24 horas, con los guantes puestos, lo desenmoldamos, lo cortamos y lo ponemos en un lugar aireado y fresco durante un mes, dándoles vueltas regularmente para que el secado sea uniforme, así baja el Ph del jabón. Este periodo de secado es OBLIGATORIO, ya que si lo utilizaramos antes sería demasiado alcalino y por lo tanto perjudicial para nuestra piel.

Debemos siempre mantener todas las medidas de seguridad expuestas, pues es una forma segura y sin peligro para nuestra salud para realizar jabón.

Ahora ya sólo nos queda leer mucho sobre jabones, aprender todo lo que podamos, experimentar y disfrutar de nuestros jabones.

24 comentarios:

  1. Genial el tutorial, muy bien explicado. A ver si así los indecisos se animan a hacer jabón!!! Un besito

    ResponderEliminar
  2. Qué trabajo más bien hecho, vaya curro que te has dado. Está todo muy bien explicado, como siempre, genial!!.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. mejor explicado imposible, menudo trabajo bien hecho, un besazoooooo

    ResponderEliminar
  4. FELICIDADES!!! MARAVILLOSO JABON Y EXPLICACIONES.
    BESOS.

    ResponderEliminar
  5. Uf, lo que yo hubiera dado por un tutorial asi de detalladito cuando empecé a hacer jabones, que me tuve que pasar mas de un mes investigando hasta conseguir saber lo que podía usar y lo que no, y como.

    Esta genial, felicidades, y sobre todo muchisimas gracias, por este excelente tutorial.

    ResponderEliminar
  6. Menuda explicación, un tutorial como este no se encuentra en ningún sitio, esto si que se puede llamar un paso a paso. Muchas felicicades

    Besos

    ResponderEliminar
  7. (O_O) Alucinadita me dejas.
    Cómo te lo curras,po Dios,po Dios...
    Petons ;)

    ResponderEliminar
  8. Que buena explicación, si no se aprende así ya no creo que se pueda aprender, menudo tutorial, fenomenal.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias, he trataddo que sea una guia util para las personas que empiezan. Me alegro que os guste a vosotras, que sois expertas y que hacéis maravillas.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Un trabajo bien hecho, mejor explicado imposible. Felicidades.

    ResponderEliminar
  11. Acabo de usar tu tutorial para hacer mi primer jabón,he usado a.de oliva,de almendras,de coco y el agua era de infusión de romero.Me ha gustado hacerlo,pero ahora tengo que esperar hasta mañana para ver si " no la he pifiado",jejejje.
    Como esto me salga bien yo me uno al club de las jaboneras!!

    ResponderEliminar
  12. Hola nurflojos, me alegra mucho que hayas utilizado el tutorial para tu primera experiencia. Seguro que no la has pifiado, y ya verás como te sientes muy orgullosa de tu primer jabón y lo contenta que estarás con el cuando lo utilices.
    Bienvenida al club de las jaboneras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias por el tutorial, me parece estupendo, quisiera empezar pronto a experimentar.
    Besos, Mª José

    ResponderEliminar
  14. Hola María Jose, anímate, toma las medidas de seguridad y lee mucho. Te encantará.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  15. Hola!! muy chulo el tutorial... me apunto algún consejito como lo de los aceites esenciales que me parece muy interesante. De momento tengo dos tipos de jabones curando y no sé que tal será el resultado, estéticamente no son una maravilla, pero bueno, como tu dices, me queda mucho por leer sobre jabones para aprender...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Eva, me alegra saber que te ha servido algo del tutorial, y es bueno que sigas leyendo, que la mayoria de lo que se de jabones lo he aprendido leyendo.
    Seguro que tus jabones aunque no sean tan bonitos como tu hubieras deseado son mejores que cualquier jabón comprado, y con la práctica ya verás que maravillas haces.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola, no se que sucede con mis jabones, yo mezclo la lejia y los aceites frios, y despues los bato con la batidora hasta llegar a la traza, no los abrigo y despues de unas dos horas aumenta la temperatura mucho ya en el molde, total que al momento cortarlos estan las burbujitas como bolsitas de sosa, y que tristeza me da, pues ya he perdido dos lotes por esta causa. Que hago??? mis ingredientes son oliva, coco, manteca de cacao y aceite de linaza...un sobreengrasado de 8%
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Yoli perdona la tardanza en contestarte, pero diciembre con los preparativos para las fiestas es un no parar.
    ¿Te has asegurado que mezclas bien la sosa con el agua? Cuando la mezcles hazlo bien, primero se queda como un poco turbia, pero sigue dándole vueltas hasta que esté clara por completo y veas que no queda sosa sin mezclar. Esto es especialmente importante si utilizas agua muy fría o congelada.
    Luego, cuando mezcles la lejia con los aceites asegurate que has llegado bien a la traza, que con todos los componentes fríos puede tardar un poco en llegar, espera a tener una traza espesa y entonces ya lo pones en el molde.
    Con esos lotes que te han quedado con balsas de sosa lo mejor que puedes hacer es refundirlo, que con el calor ayudará a saponificar la sosa que te ha quedado libre.
    Animo y espero que tengas suerte en el próximo lote.

    ResponderEliminar
  19. Hola! felicidades por tus jabones, bellisimos,explicaciones sencillas,tengo una duda puedes explicarme como sabes que cantidad de sosa debes utilizar para cada cantidad de jabón, yo vivo en México,estoy desempleada y quiero probar haciendo una cantidad mayor de jabón, pero no sé cómo sacar la cantidad de sosa exacta para cada jabón me da un poco de temor utilizar más de la cantidad necesaria y ocacionar algún problema.te agradeceré tu ayuda gracias.

    ResponderEliminar
  20. Hola Anónimo:
    Te agradezco tu comentario.
    Con respecto a la sosa no es difícil calcularlo a mano, pero la explicación es un poco complicada para ponerla aquí. Te puedo decir que cada aceite necesita una cantidad X de sosa para saponificar, pero te recomiendo que uses la esta calculadora http://calc.mendrulandia.es/ y que te leas bien las instrucciones que vienen abajo. En un principio con un sobreengrasado de 8% y una concentración de 28% como viene por defecto en la calculadora y con unos valores de dureza, espuma, etc. que ronden los 50 te quedarán unos jabones perfectos. Te recomiendo que practiques un poco con la calculadora, metiendo aceites y porcentajes hasta que te cuadren más o menos los valores de 50, que te quedarán en verde, también en negro son válidos, si te salen en rojo mejor que cambies los porcentajes de los aceites. Una vez terminado el cálculo te sale el alcali (sosa) y agua que tienes que poner.
    Empieza haciendo jabones sencillos y poca cantidad para no desperdiciar mucho material.
    Te deseo suerte, y si tienes alguna duda no dudes en consultarme.
    Un saludo, María.

    ResponderEliminar
  21. hola y enhorabuena por el tutorial pero..
    o la teoria es muy facil y no asi la practica o yo
    soy un desastre total
    en todo momento cuando lo batia tenia el aspecto cortado
    ya cortado y todo lo puse a secar pero
    queria preguntarte me saldra jabon?? solido me refiero claro
    gracias y espero tus consejos o a ver que hice mal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pizarro, te aseguro que es tan fácil la teoría como la práctica, sólo hace falta medir bien los ingredientes y controlar un poco que los aceites y la sosa estén más o menos a la misma temperatura. Si el jabón endurece y no se separan las fases, lo podrás utilizar sin problemas una vez curado. Algunas veces, el jabón se comporta de una forma rara, igual que cuando hacemos cualquier comida, pero luego sale un buen jabón. Espero que te haya salido bien.
      Saludos.

      Eliminar
  22. EXCELENTE TUTORIAL TE FELICITO .. LA VERDAD SE NOTA ERES UNA PROFECIONAL EN ESTE CAMPO DEL JABON ...... MIL GRACIAS POR AYUDAR Y COMPARTIR TUS GRANDIOSOS CONOCIMIENTOS

    ResponderEliminar
  23. Felicidades no se podría haber explicado mejor.
    Mi problema es la combinación de ae si me puedes dar algún consejo mas que nada por tu experiencia ,gracias

    ResponderEliminar