jueves, 17 de febrero de 2011

Forrar moldes


 
Hasta que aprendí a forrar los moldes tardaba más tiempo en preparar el papel que en hacer el jabón, recuerdo que un día me senté a ver una película y cuando terminó, tenía un montón de papeles arrugados a mi alrededor y un “churro” en el molde lleno de arrugas, que dí por bueno porque no me quedaba más papel…
Visto el éxito, decidí que a partir de entonces lo haría de una forma más sencilla, un papel a lo largo y encima otro a lo ancho, bueno… esto funcionó hasta que hice un jabón con la traza bastante líquida y la masa de jabón se metió entre los dos papeles…
Y viendo que eso no podía seguir así, fui estudiando los pliegues que tenía una vez terminado, decidida a hacer un forro en condiciones y que hasta que no supiera hacerlo bien no volvería a “jabonear”, espoleada por este reto (y después de estropear varios periódicos, para ahorrar) al final conseguí hacer los moldes sin arrugas, además la mayoría de las veces puedo reutilizarlos y el día que tengo que hacer uno nuevo lo preparo en un momentito, que aunque os parezca complicado al principio, con la práctica os puedo asegurar que no llega a 5 minutos hacerlo.

Bueno al lío, empezamos calculando el largo del papel que vamos a necesitar: Hay que medir el fondo, los laterales (x2) y un extra para que de la vuelta de 5 cms también x 2. Este que preparé medía el fondo 25 cm. del fondo + 9 laterales (x 2) + 5 de sobante (x 2) = 53 cm.

SIEMPRE empezaremos a hacer los dobleces por los extremos, el primer pliegue lo haremos a los 14 cm (9 de lateral + 5 de sobrante) y una vez doblado lo pondremos sobre el molde. Como veis en la foto, yo no lo he pegado al extremo, lo hago así porque al final aquí van los dobleces del papel y si lo dejamos muy junto luego se hacen arrugas. Marcar bien el pliegue, esto nos ayudará mucho al final.

Una vez que tenemos ese lado, vamos al lado contrario y doblamos el papel dejando también aquí unos milímetros para los dobleces. Las primeras veces pedía a alguien que me sujetara el papel en el otro lado para que no se moviera y así calcular bien el largo, ahora con la práctica lo hago sin ayuda. Marcar bien el pliegue.

Una vez que tenemos estos dos dobleces vamos a hacer los siguientes: empezamos con uno de los laterales, procurando que quede equidistante para que luego no nos sobre o falte en el otro lado. Marcar bien el pliegue.

Sin desplegar los laterales, metemos el forro y colocamos el doblez que hemos hecho anteriormente junto al ángulo inferior del molde, procurando que quede bien adaptado, entonces manteniendo el papel bien tenso, marcamos donde irá el doblez del lado contrario. Aunque os parezca difícil, no lo es, yo lo hice con una mano mientras que con la otra tomaba la foto.

Sin sacar el papel del molde, marcamos bien el pliegue asegurándonos de que ajusta perfectamente en el fondo.

En esta foto se ve como queda perfectamente ajustado y liso.

Sacamos el papel del molde y así queda desplegado, si habéis seguido los pasos como os he indicado veréis que unos dobleces quedan hacia dentro y otros hacia fuera, y esto os va a servir para terminarlo.

Aquí os dejo un esquema de cómo tenéis que hacerlo.

Juntáis bien los pliegues unos con otros, en esta foto veis cómo no debéis de hacerlo, tienen que estar muy juntos.

Así está bien, muy juntos.

Si dais la vuelta a la mano, ya tenéis formado un lateral y sólo tenéis que marcar el pliegue de la marca en rojo.

Si tratáis ahora de meterlo en el molde veréis que en los extremos os sobra mucho papel y si los dejáis así  va a quedar muy arrugado.

Para evitar esto, cortáis los ángulos del papel dejando un doblez de unos 3 ó 4 centímetros, no cortéis mas porque si no se os puede salir el jabón por ahí.

Una vez cortados los ángulos os quedará así:

Dobláis los extremos y lo metéis en el molde (aquí os sirven los milímetros que dejasteis de más en los dos primeros pliegues)

Y ya dentro del molde, tenéis que cortar el sobrante del papel hasta el borde del molde para que al darle la vuelta no se rompa.

Aquí tenéis los bordes ya cortados.


Y ya pegado el papel al molde de madera. Como podéis ver, ha quedado perfectamente adaptado a los bordes del molde, sin ninguna arruga.

En este caso he usado el molde de la entrada anterior con estrechamiento a lo largo y a lo ancho para hacer un lote de un kilo de jabón, lo que os permite ver que se puede utilizar este método de forrar un molde en cualquier tipo de contenedor.
Os animo a que lo probéis y ya veréis que cuando tengáis práctica, lo podréis realizar muy rápidamente.

26 comentarios:

  1. Qué paciencia y buen hacer, te quedan perfectos!! Yo soy incapaz, me he buscado mis artimañas "tramposillas" y así ando, a más que uso cuanto puedo los moldes que no tengo que forrar.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Un tutorial estupendo. Seguro que le vendrá bien a mucha gente. Yo jamás he conseguido forrarlos en condiciones. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ana, eso me pasaba a mi hasta que aprendí, ahora me resulta muy fácil.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Eva, espero que les sirva, yo me las vi y me las desee hasta que lo conseguí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Muy buen tutorial, yo hay veces que me peleo con el dichoso papel, gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Carmen espero que te sirva, a mi ahora me gusta forrar los moldes, no me lo hubiera creído nunca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno el tutorial!
    Yo lo acabo de forrar de goma eva, ya te contaré en cuanto lo use qué tal me va con ella, no soportaba los papeles...

    ResponderEliminar
  8. Sheila, buena idea la tuya, ya me contarás como te va.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias, me sera de gran ayuda.

    ResponderEliminar
  10. Desde luego que es una lata forrar los moldes, pero como tú dices, una vez que le coges el truco es más llevadero. Precisamente anoche estuve forrando, hoy toca jabonear.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Moni, gracias a ti por visitarme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Mayte, que bien que te toque hacer jabones, así nos enseñarás pronto esas maravillas que haces.
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Gracias por el tutorial .. no había caído en lo de los dobleces... vaya peleitas tengo con el dichoso papel, la próxima vez uso tu técnica.

    ResponderEliminar
  14. Que bien explicado muchas gracias con este tutorial tan bueno se disipa cualquier duda.

    ResponderEliminar
  15. jolin, vaya tuto niña, es verdad que con la practica a todo se llega, yo uso el de metacrilato y estoy encantada, enhorabuena por ese pedazo de tutorial, un besazooooooo

    ResponderEliminar
  16. Hola amiga,
    Muchas gracias por el tutorial.Está perfecto.
    Besos desde Brasil.

    ResponderEliminar
  17. Gracias por compartir este tutorial, la verdad que me preguntaba como se forraría el molde sin que se saliera el jabón , pronto lo pondré en práctica, yo hace poco que he abierto mi página dejo aquí la dirección por si quieres echarle un ojo a mis jabones y darme algún consejito, gracias.
    www.jabonani.com

    ResponderEliminar
  18. Patrix, ya verás que cuando tengas práctica te salen estupendos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Marta, gracias a ti por visitar mi blog.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Jabonani, muchas gracias por tu visita, he estado mirando tu página y tienes jabones muy bonitos, y las cestas son estupendas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Pero que maravilla de tutorial! Me he reído mucho al principio, me has recordando a mi forrando el molde, aprovecho cuando veo una peli, pero ahora todo será más fácil. Gracias

    ResponderEliminar
  22. Muy buen tutorial. Una vez que se aprende es muy fácil.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. María, ¿tu también aprovechas las películas? pues a partir de ahora, con tres o cuatro anuncios tendrás bastante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Tienes razón Esther, ahora hasta me gusta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar